Los autómatas

Por Iván Guevara

Autor: Johnny Garland (Juan Gallardo Muñoz)
Cubierta: J. Fernández
Colección: Espacio, el mundo futuro
Número: 223
Editorial: Toray - Año: 196o
Páginas: 128 - PVP original: 6 ptas.
 Valoración:*****

Sinopsis: Rick Calder es un exitoso y joven publicista que, luego de la muerte de su esposa, pasó algunos años entregado a la bebida. Un matrimonio amigo, residente en Río de Janeiro, lo invita a pasar un tiempo con ellos para desintoxicarse e intentar rehacer su vida. Ya en Río, consigue trabajo en la editorial del norteamericano Herb H. Arnold, para realizar la campaña de lanzamiento de Future, una nueva revista de ciencia ficción.

Caminando por las calles de la ciudad, nota que están llenadas de publicidad de Sappy, un muñeco electrónico de las grandes tiendas Makro que hace furor entre grandes y pequeños. Ya en la editorial, conoce a Ned Burgess (el homenaje está claro), el escritor estrella de la revista, y a Terry Temple, la joven y bella ilustradora, también viuda y con una hija pequeña. El escritor parece un poco excéntrico —colecciona noticias sobre avistamientos de platillos voladores—, pero igualmente se caen bien. Por afinidad con su pasado, Rick no tardará en estrechar vínculos con la joven ilustradora.

Una noche en que regresa tarde, Rick se cruza —cerca de su casa— con un negro que lleva en la mano un paquete de regalo y dobla por un callejón. A los pocos metros escucha ruidos de lucha y forcejeo. Acude al callejón y descubre que el negro ha desaparecido y el paquete está destrozado en el suelo. Junto a él, hay un muñeco Sappy que Rick recoge y lleva a su casa.

Al día siguiente, luego del trabajo, Ned Burgess lo invita a su casa. De camino, pasan por el enorme edificio de las tiendas Makro y el escritor recuerda que debe comprar un juguete para su sobrinito. La tienda está plagada de personas que quieren comprar un muñeco Sappy que —según se ve— se vende como pan caliente. Una vendedora le hace una demostración del prodigioso muñeco que, al parecer, se mueve con autonomía propia.

Ya en su casa, Rick descubre que su Sappy ha cambiado de lugar (cosa que sucede un par de veces más en los siguientes días) y comienza a inquietarse. Todas las alarmas se disparan en su cabeza cuando se entera de la desaparición de Jimmy, el pequeño hijo del matrimonio amigo que lo invitara a viajar a Río de Janeiro. Jimmy También tenía un Sappy... Rick recuerda la desaparición del negro, donde también estaba presente el muñeco. Al llegar a su casa, tira su Sappy. Al poco tiempo el muñeco vuelve a aparecer y él recibe una misteriosa llamada telefónica amenazándolo si intenta destruir el juguete. Por medio de la policía logra rastrear la llamada: proviene de las tiendas Makro.

Rick entra a la tienda por la noche —cuando está cerrada— y descubre que los vendedores son, en realidad, androides controlados por un ser deforme, con el mismo aspecto que los Sappys. Le cuenta que es un alienígena y que ya ha comenzado a distribuir los muñecos por todo el mundo y ¡son la vanguardia de su ejército!... Cuando haya un Sappy en cada hogar, les ordenará atacar a los hombres para adueñarse de la Tierra. Luego vendrán el resto de los extraterrestres para completar la colonización.

Misteriosamente, el alienígena permite que Rick escape, pero nadie le cree cuando cuenta su historia. Incluso es tomado por loco. Debido a la responsabilidad que carga sobre sí y no sabe cómo manejar, Rick se entrega nuevamente al alcohol. La joven Terry es la única que parece conservar algo de fe en él, pero lo hecha de su casa al darse cuenta que ha vuelto a la bebida. Solo, desesperado y borracho, deberá introducirse en una oscura nave espacial para intentar impedir la invasión...

Comentario: Los autómatas es una novelita llena de acción e intriga, con un original tratamiento argumental y un gran manejo de los tiempos narrativos. Como valor añadido, el ambiente en el cual se desarrolla la historia (la redacción de una revista de ciencia ficción), ofrece un atractivo extra para los aficionados al género. Si bien la calidad de los bolsilibros Garland suele exceder sin esfuerzo el nivel medio, no está de más señalar que cuando escribió Los autómatas el hombre se encontraba particularmente inspirado.


Nota: Los autómatas fue reeditada en el año 1982 por Editorial Andina, en el número 275 de la colección Galaxia 2001. No contamos con información sobre la ilustración de cubierta ni el PVP original (como siempre, agradeceremos vuestra ayuda).

No hay comentarios:

Publicar un comentario